Quiero cuidarme. Centrum te acompaña hacia una vida saludable.

Centrum te acompaña hacia una vida saludable. Sabemos que buscas mejor calidad de vida y relación con tu cuerpo. Por eso compartimos contigo toda la información que necesitas para verte y sentirte mejor.

¿Cómo ayudan las vitaminas a reforzar nuestras defensas?
18/06/2015

¿Cómo ayudan las vitaminas a reforzar nuestras defensas?

Las vitaminas son nutrientes que necesitan ser incorporados diariamente en el organismo, ya que cumplen múltiples funciones importantes.


Nuestras defensas están a cargo del sistema inmune, por lo tanto, el funcionamiento de éste es esencial para la vida.


Una dieta equilibrada, que cuenta con todos los nutrientes en las cantidades adecuadas permite reforzar al sistema inmune. Por el contrario, las carencias de los nutrientes afectan tempranamente a la inmunidad 1.


Así, por ejemplo::


  • La vitamina C aumenta la producción de interferón, que es una sustancia celular que impide a una amplia gama de virus provocar infecciones; y es necesaria para formar el colágeno (componente esencial de las membranas de las células), contribuyendo de esta forma al mantenimiento de las barreras naturales contra las infecciones. La deficiencia de vitamina C afecta la inmunidad de las células; y los suplementos mostraron un aumento de la actividad bactericida de los glóbulos blancos. Con respecto a la relación que existe entre el consumo de megadosis de vitamina C (mayor a 1000 mg/día) y la prevención del resfrío y otras afecciones respiratorias, los resultados continúan siendo contradictorios, ya que algunos estudios revelan que los suplementos previenen los síntomas del resfrío, mientras que otros no encuentran diferencias significativas 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9..

  • En cuanto a las vitaminas del complejo B:

    • La deficiencia de B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B5 (ácido pantoténico), B8 (biotina) y B12 (cianocobalamina) interfiere moderadamente con la respuesta inmune ya que puede disminuir la producción de anticuerpos, que son sustancias que luchan contra gérmenes y tóxicos.

    • Tanto la B6 (piridoxina) como la B9 (ácido fólico) son esenciales para el normal metabolismo intracelular, por lo tanto su deficiencia ocasiona severas alteraciones en la respuesta inmune ya que además de una disminución de anticuerpos, puede suprimir la respuesta de algunos linfocitos (células que son parte del sistema inmune).

  • La vitamina A y los carotenos cumplen un rol fundamental por su función en el mantenimiento de la integridad de la superficie de las mucosas, que son las barreras naturales contra las infecciones 10. La deficiencia de vitamina A disminuye las respuestas de los anticuerpos y disminuye la inmunidad celular. También los carotenos estimulan la función inmunológica de los glóbulos blancos.

  • Con respecto a la vitamina D, el hecho de haber descubierto receptores para ella en células del sistema inmune, sugiere que este nutriente puede tener un papel importante en la inmunoregulación.

  • La vitamina E también ha demostrado aumentar la respuesta inmunológica.

De estos conceptos se deduce que el mantenimiento del sistema inmunológico en buenas condiciones requiere de un consumo diario de nutrientes en cantidades adecuadas a través de una dieta equilibrada, que incluya una amplia variedad de alimentos.
Ante la imposibilidad de llevar adelante una dieta completa, se sugiere la incorporación de suplementos de vitaminas que permitan complementar las carencias que no se logran cubrir con la alimentación 11.

1 Torresani, ME, Somoza, MI. Proceso del cuidado nutricional. En: Lineamientos para el cuidado nutricional. Editorial Eudeba, p. 21 – 74, 2003.

2 López L, Suarez, M. Vitaminas hidrosolubles. En Fundamentos de Nutrición Normal. 1º edición, El Ateneo, p. 186-241, 2002.

3 Mahan LK, Escott-Stump S. Vitaminas. En: Nutrición y Dietoterapia de Krause. Novena Edición. Editado por Mc Graw Hill, p. 77 – 122, 2000.

4 FAO-WHO. Vitamin and mineral requirements in human nutrition. Vitamin C. p: 130 – 144, 2004.

5 Expert Group on Vitamins and Minerals. Safe Upper Levels for Vitamins and Minerals. May 2003.

6 Noel M, Thompson M, Wadland W,Holtrop JS. Nutrition and family medicine. P: 818-842, 2011

7 http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/1001.html

8 Hamrick I, Counts, S. Vitamin and mineral supplements. Prim Care Clin Office Pract 35 (2008) 729–747

9 http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002404.htm

10 López L, Suarez, M. Vitaminas liposolubles. En Fundamentos de Nutrición Normal. 1º edición, El Ateneo, p. 147-185, 2002.

11 4 González MJ et al. El fenómeno del hambre oculta: El impacto sobre la salud de la deficiencia o insuficiencia crónica de micronutrientes. GALENUS, 2013. http://www.galenusrevista.com/El-fenomeno-del-hambre-oculta.html