Quiero cuidarme. Centrum te acompaña hacia una vida saludable.

Centrum te acompaña hacia una vida saludable. Sabemos que buscas mejor calidad de vida y relación con tu cuerpo. Por eso compartimos contigo toda la información que necesitas para verte y sentirte mejor.

Stress al comienzo de año
09/02/2015

Stress a comienzo de año

Considerando que el stress se desencadena como consecuencia de estímulos de distinta índole, en realidad, puede desarrollarse en cualquier momento de la vida de una persona.


El stress que se manifiesta a principio del año puede estar relacionado con factores de índole laboral a raíz del cansancio acumulado que no ha sido aún compensado con un período de descanso vacacional, o aquel producido por cubrir labores de compañeros que han tomado las licencias correspondientes. Esto puede suponer una carga horaria laboral extendida o mayor cantidad de trabajo para ser realizado en el mismo tiempo.


El estrés laboral se puede definir como un conjunto de reacciones nocivas, tanto físicas como emocionales, que ocurren cuando las exigencias del trabajo superan las capacidades 1, o los recursos del trabajador. Lamentablemente, esta situación puede afectar la salud mental y física y manifestarse a través de alteraciones del humor, del sueño, etc., que disminuyen el rendimiento laboral, entre otras cosas.


También puede verse alterado el apetito, generando consecuencias negativas sobre los hábitos alimentarios y las conductas asociadas a ellos 2. En sentido inverso, y a modo de círculo vicioso, pueden producirse formas de estrés desencadenadas por alteraciones o desórdenes dietéticos debido a que las células del organismo no reciben los nutrientes necesarios en cantidades suficientes. O sea, los hábitos alimentarios inadecuados generan deficiencias en los mecanismos de la nutrición a causa de la ingesta alimentaria improcedente, que produce células insuficientemente nutridas, quienes reclaman con señales de alarma, traducidas en estrés interno, un aporte de emergencia para paliar su déficit. En consecuencia, se obtiene un efecto sumatorio de este estrés con el producido por otros factores que se dan en el ámbito laboral.


Si el sujeto no dispone del tiempo suficiente para comer, ya que tiene que intercalar en su jornada laboral la ingesta alimentaria, y ésta, además, está inadecuadamente planificada, frecuentemente se opta por alimentos inconvenientes o en cantidades inadecuadas de comida rápida, densa en calorías y escasa en vitaminas y minerales, que irremediablemente repercutirá en su salud.


Por lo tanto, es importante concluir que para poder afrontar las exigencias de la vida diaria, es fundamental priorizar un correcto estado de salud. En este sentido, la ingesta de nutrientes cumple un rol muy importante. Se debe garantizar el aporte de energía en cantidades adecuadas y de vitaminas y minerales en forma suficiente de acuerdo a los requerimientos que posean las personas según sexo, edad y situación biológica.  Cuando las dosis diarias recomendadas de vitaminas y minerales no se obtienen de la dieta, es recomendable un suplemento multivitamínico para sentirse bien y estar saludables 3.

1 Fernandes JD, Melo CMM, Gusmão MCCM, Fernandes J, Guimarães A. Salud mental y trabajo: significados y límites de modelos teóricos. Rev Latino-am Enfermagem 2006 setembro-outubro; 14(5).

2 Díaz Franco, JJ. Estrés alimentario y salud laboral vs. estrés laboral y alimentación equilibrada. Med Segur Trab 2007; Vol LIII Nº 209: 93-99.

3 González MJ et al. El fenómeno del hambre oculta: El impacto sobre la salud de la deficiencia o insuficiencia crónica de micronutrientes. GALENUS, 2013. http://www.galenusrevista.com/El-fenomeno-del-hambre-oculta.html.